Virbac Uruguay

Consejos

Residuos de medicamentos en alimentos

Importancia de respetar los tiempos de espera

Recientemente las autoridades sanitarias de Estados Unidos de América detectaron residuos de etión en carne vacuna uruguaya y procedieron a devolver los contenedores a Uruguay.

Días después el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca informó por intermedio de un comunicado que el uso de etión en animales se suspendía transitoriamente. Esto despertó la discusión sobre los residuos de medicamentos en los alimentos y el rol de los diferentes actores involucrados en el buen uso de medicamentos veterinarios.

Para entender mejor esta situación vale la pena recordar algunas definiciones:

Residuos de Medicamentos Veterinarios

Son sustancias o sus metabolitos presentes en cualquier porción comestible de un producto animal como consecuencia del uso de los medicamentos veterinarios.

Límite máximo de residuos (LMR)

Es el contenido o concentración máxima de una sustancia farmacológicamente activa en un alimento de origen animal sin riesgo toxicológico para la salud humana o para los procesos tecnológicos de elaboración de productos alimenticios.

Los límites máximos de residuos están fijados en diferentes reglamentos según cada país o región.

Tiempo de espera

Es el período que transcurre entre la última administración de un medicamento y la recolección de tejidos comestibles (carne, riñón, hígado) o productos (leche, huevos o miel) provenientes de un animal tratado, que garantiza que el contenido del residuo de medicamento está por debajo del LMR de la molécula administrada.

El tiempo de espera se define para una forma farmacéutica, dosis, vía de administración y especie animal.

¿Cuál es la diferencia entre LMR y tiempo de espera?

Mientras que el límite máximo de residuos (LMR) para un determinado tejido se aplica para el principio activo en sí mismo (ivermectina, etión, closantel, etc), el tiempo de espera se establece de manera individual para cada medicamento veterinario como parte del proceso de autorización de comercialización.

¿Cómo se establece un tiempo de espera?

El tiempo de espera es determinado con el objetivo de asegurar que los residuos (de las sustancias que componen el medicamento) en los tejidos comestibles disminuyan hasta concentraciones permitidas.

La forma más simple y práctica de determinar el período de retiro ha sido la de identificar en un grupo de animales experimentales, el momento en que en todos los tejidos monitoreados tiene concentraciones del principio activo por debajo del LMR, utilizando métodos estadísticos estandarizados y métodos analíticos validados. Estos estudios se realizan de acuerdo a protocolos armonizados.

¿Por qué es importante respetar el tiempo de espera de un medicamento?

El responsable de la administración de un medicamento veterinario que presente un tiempo de espera, deberá tomar especial cuidado en respetarlo, evitando que se generen residuos del activo en el tejido a ser consumido y así decomisos y sanciones.

Cuando se utilicen asociaciones de productos veterinarios, el período de retiro será el mayor entre los medicamentos utilizados.

¿Cómo conocemos el tiempo de espera de un producto?

Si un producto presenta tiempo de espera el mismo es indicado por el fabricante en la etiqueta, caja y prospecto del producto. Pueden indicarse diferentes tiempos de espera se- gún las especies para los que

esté indicado el producto (bovinos, ovinos, suinos, etc.). También se pueden especificar diferentes

tiempos de espera para enviar animales a faena o para remitir leche o huevos para consumo humano. Hay medicamentos que no están aprobados para vacas lecheras debido a la persistencia de residuos en leche por tiempo prolongado. En esos casos se puede leer en la etiqueta frases como: “No administrar a hembras en lactancia cuya leche se destine a consumo humano”.

¿Cómo evitar residuos en los alimentos?

El esfuerzo común entre veterinarios, productores ganaderos, industria farmacéutica, industria de alimentos y autoridades sanitarias debe conducir a que los alimentos de origen animal sean seguros, libres de contaminación de residuos de medicamentos veterinarios.

Para prevenir problemas de residuos en los alimentos todos los actores involucrados deben estar comprometidos con sus responsabilidades.

El etión es una sustancia química que forma parte de un grupo de plaguicidas conocidos como organofosforados.

Se utiliza tanto en la agricultura como a nivel veterinario.

En los animales es utilizado como garrapaticida, para combatir la sarna lanar y la mosca de los cuernos. Tras la generalización de la resistencia de garrapatas y moscas de los cuernos a los piretroides, el etión es muy utilizado en mezclas con cipermetrina para baños o aspersión para combatir estos parásitos.

Productor ganadero

• Respetar las indicaciones de la etiqueta.

• Llevar al día las planillas de control sanitario.

• No enviar animales a faena o leche a plantas procesadoras durante el tratamiento o antes de culminar el tiempo de espera indicado.

• Utilizar únicamente medicamentos legalmente registrados y debidamente etiquetados.

Autoridad sanitaria

• Aprobar y controlar los medicamentos veterinarios que se comercializan.

• Controlar que se produzcan alimentos inocuos a través del programa nacional de residuos biológicos.

• Concientizar a veterinarios y productores sobre la importancia del buen uso de medicamentos veterinarios.

Veterinario

• Indicar correctamente los medicamentos a administrar.

• Controlar y firmar las planillas sanitarias cuando proceden a emitir el certificado de embarque a faena.

 

Industria

• Farmaceutica: Proveer productos debidamente autorizados por la autoridad sanitaria, etiquetados en cumplimiento con lo establecido.

• Frigoríficos: Controla que los animales estén sanitariamente aptos para faenarlos.

 

 

Sobre el autor

Dra. Adriana Drocco

Directora Técnica

Clasificar: 5 4 3 2 1